PRINCIPIOS ETICOS


La IEA Chile adhiere a los códigos éticos para el uso del Eneagrama, definidos por la IEA global:


El Eneagrama de Estilos de Personalidad es principalmente un instrumento de Auto-conocimiento y Transformación personal.

Mantener un enfoque consciente en nuestros motivos y comportamientos ayuda a evitar las trampas de nuestro tipo. Auto-conocerse implica preguntarnos constantemente acerca de nuestras propias agendas y defensas; y la transformación requiere el coraje de actuar en contra de las estructuras y hábitos de nuestra personalidad.


Toda persona que se declare a sí misma como profesor o experto en Eneagrama debe contar con la educación requerida en el sistema del Eneagrama para poder hacerlo. Debe aplicar el sistema exclusivamente en su(s) área(s) de experiencia profesional.


El Eneagrama es un poderoso y complejo sistema que se ocupa del funcionamiento y crecimiento humano. Como tal, es esencial que todo aquel que se beneficie financieramente de enseñarlo o trabajarlo tenga un conocimiento detallado del sistema. En tanto que los practicantes del Eneagrama deban tener un alto nivel de conocimiento del sistema, deberán únicamente enseñar aplicaciones del Eneagrama en sus áreas de experiencia.


El Eneagrama es un trabajo en desarrollo, así que los individuos deben ser explícitos en dar crédito al trabajo de otras personas y deben citar sus fuentes al enseñar y comunicar acerca del sistema.


Muchos han contribuido a él y muchos lo harán en el futuro, entonces, debemos ser explícitos en otorgar las debidas atribuciones al trabajo de los demás. Nombremos las fuentes y honremos la originalidad y el duro trabajo de otros contribuyentes. Preciémonos de mantener altos estándares de escolaridad, de forma que promovamos una atmósfera colegiada al compartir la información.


La Tipología no describe totalmente a un individuo. 

El Eneagrama no dice nada significativo sobre la historia de una persona o de las cualidades de su carácter, su inteligencia o sus talentos. Las personas son más que su tipología. Reconocer y darnos cuenta de esto, particularmente en el lugar de trabajo es muy importante.


Permitimos que los demás se descubran a sí mismos tanto como sea posible.


El Eneagrama tiene profundos efectos en las personas. Es más efectivo cuando dejamos que los demás descubran su tipología, en lugar de asumir que los conocemos mejor que ellos mismos. Buscamos tener sensibilidad a sus reacciones, su cambiante opinión de sí mismos y su necesidad de integrar nueva información.


El Eneagrama inspira compasión por los demás; no deberá usarse como una herramienta para estereotipar a las personas.


Al buscar las intenciones y la lógica de los otros tipos, estamos menos dispuestos a culpar, juzgar, o demeritar a los otros. Escuchamos con atención las historias individuales, reconociendo que simplemente conocer la tipología de alguien no significa que lo conocemos. Estereotipar implica asumir que conocemos de antemano las actitudes y motivaciones de las personas. Estereotipar se produce principalmente debido a encuentros pasados negativos con un individuo del mismo tipo, y esto limita el crecimiento y las oportunidades del presente.